Segundo Capítulo de Evocación: ATMÓSFERAS PAGANAS PARA RITOS MORTALES



La cita para el Evocación II esta vez fue en el Downtown. Domingo 19 de noviembre, escuchamos tres excelentes bandas nacionales, cada una con una propuesta musical diferente. Lo único en común: la trayectoria de cada una de ellas. Underthreat, Occultus y Masacre.
Una larga fila se veía de la entrada del local hacia el sur. El ingreso no tuvo inconvenientes. Adentro se escuchaban los últimos ajustes al sonido de Underthreat, banda que abrió el concierto. Cuando tres bandas de ese nivel tocan en un mismo cartel, ¿Cómo escoger a la que abre? Esta vez un sorteo definió el orden de presentación.

Sobre las 5 y 30 de la tarde Underthreat arrancó. A este grupo se le nota muchísimo profesionalismo, tal vez por los cinco años que llevan viviendo en Milwaukee (USA) o tal vez porque han tocado en festivales con bandas como Entombed, Monstrosity, Vader, Deicide y King Diamond, entre otras.

El público reaccionó fervorosamente ante los primeros acordes que salían de las guitarras de Nicolás y Jake, este último, un joven estadounidense de 17 años que ciertamente pasó la prueba de fuego, tan pronto John empezó a cantar, todo fue locura. La voz de él, el bajo de David y la batería de Alejandro, sonaron perfectos. La fuerza, energía y pesadez de cada uno de los temas, calentó a los casi mil asistentes. A medida que el grupo tocaba, la gente alucinaba. El set estuvo conformado en su mayoría por temas de su más reciente trabajo “Deathmosphere”: Parallel Hells, Echo Shaped Life (Para mí el mejor del álbum), Black Inertia Desintegration y, por supuesto, el tema del cual está incluido el video en el cd Embraced by Disaster. Del “Behind Mankind’s Disguise”, sonaron varios temas, de pronto por su poca difusión en Colombia, fueron los menos reconocidos, sin dejar de ser muy buenos, claro está. Cerraron su presentación con temas del “Hipóstasis”. Excelente banda, excelente inicio de concierto.



Mas fotos en nuestra galeria


A finales del siglo pasado una banda grabó uno de los trabajos más importantes de metal en Colombia: El “Cosmos” significó en su momento la más directa declaración de paganismo que una banda de metal colombiana hubiese grabado en español. Casi una década después, este cd es ya de culto. No cabe duda que Serpent y Beast combinan muy bien sus voces, sumado a esto, la banda complementa a la perfección el trabajo de estos dos herejes. El set de Occultus incluyó en su mayoría temas del “Serpent Heart”, su más reciente grabación. El público quería escuchar temas del “Caín y Abel” y, como es obvio, del “Cosmos”, pues la banda tocó Gloria al Ocultismo, Un Grito, un Llanto y Lágrimas Negras, del Caín y Abel, apenas La Bestia...malditos, no tocaron Luto Perpetuo. No importa, Occultus nunca defrauda. Simplemente heréticos.

El cierre estuvo a cargo de los sempiternos Masacre. Un concierto de Alex, Jorge, Álvaro y ahora Mauricio en la batería (ex Neurosis y Purulent), nunca será igual. No sólo por el set de canciones, también la actitud de Alex, esta vez no fue la excepción. Tocaron temas de la primera etapa del grupo: Sangrienta Muerte, Sepulcros en Ruinas y Cortejo Fúnebre, de trabajos más recientes: Más Allá del Dolor, Éxodo y del “Total Death”: Slaves of Death, Battlesfield y cerraron con Death Metal Forever.

Mauricio Reyes, el nuevo baterista, demostró que está a la altura del grupo. Para Masacre vienen en diciembre conciertos en Quito (Ecuador) junto a los legendarios brasileros Ratos de Porao. Luego tocarán en Barranquilla.

Este segundo capítulo de Evocación conservó el mismo espíritu del primero: las bandas, totalmente entregadas al público y la organización no escatimó esfuerzos para que el evento saliera bien. Lo consiguieron. El sonido, la logística y la producción general del evento, muy bien.



Mas fotos en nuestra galeria