SACRAS BLASFEMIAS DE UN SOLDADO DESCONOCIDO


Masacre tocó en España:

SACRAS BLASFEMIAS DE UN SOLDADO DESCONOCIDO

Por: Javier Barrero

lemuroculto@yahoo.es

Cuando Alexander Oquendo creó Masacre en 1988, su intención fue convertir al grupo en uno de los mejores del país y por qué no, ser reconocidos internacionalmente por su trabajo. El tiempo se ha encargado de probar que en la escena subterránea colombiana Masacre es el grupo más importante. Hacía falta que la escena europea lo supiera. Después de 18 años de trabajo, excelentes discos, giras nacionales y por Sudamérica, ya era justo que en el otro lado del océano conocieran a Masacre. Oquendo, cómodamente sentado en el lobby de un hotel compartió con quien raya estas líneas la experiencia en España.

La gira inicialmente estaba programada para iniciar a principios de junio, por demora en la aprobación de las visas en la Embajada de España, las primeras fechas tuvieron que ser canceladas. Para la segunda semana de ese mes las visas fueron autorizadas. Llegaron a Madrid, en la capital española empezaron a tocar, el concierto más importante que hizo el grupo sin lugar a dudas fue el "Lorca Festival", en este tuvieron la oportunidad de alternar con bandas como: Twisted Sister, Anvil, Onslaught, Exodus, Hanoi Rocks, Queensryche, los cabezas de cartel fueron Whitesnake, la legendaria banda inglesa liderada por David Coverdale. Oquendo recuerda ese concierto así: " Amon Amarth canceló a última hora su participación, entonces nosotros ocupamos su puesto, abrimos el evento, ese festival reúne más o menos 15 mil personas en dos escenarios que funcionan simultáneamente, nosotros abrimos y a pesar de que no nos conocían, la respuesta del público fue muy buena". Parece increíble que una banda como Masacre sea desconocida en España, a pesar de que en 1991 Osmose Productions de Francia editó el inmortal Requiem.

Continúa "En el camerino tuvimos la oportunidad de hablar con muchos músicos, les pasamos nuestros trabajos y el de otras bandas nacionales, realmente desconocían todo sobre nosotros y de hecho, no tenían ni idea que en Colombia existiese escena rockera. Hablé con Dee Snider de Twisted Sister, con el guitarrista de Hanoi Rocks, con Tommy Aldridge, baterista de Whitesnake, en fin, grandes leyendas del rock".

Además del "Lorca", el grupo compartió escenario en Murcia con los legendarios Incantation, en Valencia con Avulsed, en fin, fueron 13 conciertos en España. El último allá fue el más emotivo, en un bar de Madrid, junto a Infernal, la banda del paisa Rubén Restrepo. Sobre este dice Trapeitor "Tocamos con la banda de nuestro gran amigo Rubén, su banda está tocando muy bien. En el bar habían varios colombianos, fue muy emocionante".

Hablando del tema de los conciertos allá, afirma que los organizadores son muy serios para todo, advierten al grupo sobre las condiciones reales del evento: tiempo de duración del set, asignación de camerinos, comida, bebidas, etc. El sonido es muy bueno, los micrófonos, retornos, cabinas, garantizan un buen espectáculo en la parte de producción.

Lo único negativo fue no haber podido tocar en otros países, ya que las visas de trabajo sólo les permitían una entrada a España, esto no les dejó tocar en Polonia, República Checa y en Italia, en este último país se estaba cuadrando un toque junto a Deicide.

Fueron 50 días en los que Masacre vivió una experiencia única, llena de buenas cosas y de anécdotas que sirvieron para hacer madurarlo más. Ahora está buscando baterista, pues Wilson decidió quedarse en España.

¿Qué viene? Oquendo responde " Para el 19 de noviembre es probable que toquemos acá en Bogotá en el Evocación II, junto a Underthreat y Occultus. El próximo año es posible que toquemos en Perú y Chile, después pensamos grabar un cd".

Un soldado desconocido cantó sacras blasfemias y clavó espinas en tierras de lamentos españolas.