GUERREROS DE TERRACOTA


GUERREROS TERRACOTA

Bueno partamos que aquí a Bogotá no llegan exposiciones tan importantes y tan llenas de historia internacional como la que tenemos en estos días, LOS GUERREROS TERRACOTA. De antemano agradezco a las personas que ya hayan ido, con esta asistencia hacemos que traigan trabajos artísticos, sean contemporáneos o históricos de importancia internacional; no más para que digamos que no lo vimos en la Encarta o “chicanear” con el viaje a europa, sino que lo vimos en Bogotá, Colombia, LA TIERRA!!. Hasta este mes (posiblemente) en el museo nacional, si leen esto antes de septiembre vayan y sean unos más que entren a esta muestra cultural tan importante.

Ubiquémonos en China, cuando estaba compuesta por pequeños reinos feudales, cerca al año 213 antes de cristo. Sube al poder el emperador Quin Shi Huangdi (221 al 207 AC), cuya historia, si la solicitan la podemos ver también aquí en el fortín más adelante. Lo más importante del emperador Quin, son sus acciones en tampoco tiempo y que marcaron tanto a un país tan grande, empezando que pronunciar Qui en Chino, es como Chi, historiadores dicen que este pudo haber sido la razón del nombre China. También lo más importante que hizo Quin, fué unificar esos feudos y tierras para hacerlos uno. Sin guerras, de la forma más inteligente que se había visto, unificar ideologías políticas, creencias religiosas, lengua, unidades de pesos y medidas, escritura única y vias de comunicación terrestre; en muy poco tiempo y dejando un legado tan importate era una persona que solo le aterrorizaba la muerte.

1 Al no querer morir consultó a varios magos quienes influyeron para que al construir sus templos y lugares de vivienda y diversión, tuvieran todos túneles que se comunicaran entre si, ya que “al andar bajo tierra, el emperador se podía proteger de los espiritus del mal”. El emperador empezó a asumir que la muerte era inminente y mandó construir su sepulcro. Aquí es donde entran nuestros Guerreros de Terracota, si es cierta la inscripción firmada Sima Qian - escritor de este tema y conocedor de historia china - trabajaron 700.000 mil personas en la montaña Li erigiendo la tumba quizás más compleja de la humanidad. Terminada la contrucción, se plantaron hierbas y árboles para que volviera a tener el aspecto de una montaña y así engañar a los futuros saqueadores. Ya sabemos que el tiempo y la misma historia sirve para que saqueadores se den cuenta a qué tierras hay que llegar y en 1974 empezaron a trabajar en el esta tumba seriamente.
2
Aproximadamente se han excavado 30 km cuadrados y cerca del tunel imperial apareció algo que no estaba reflejado en ningún documento conocido: un ejército de terracota preparado para entrar en combate, con sus caballos y carros de guerra. Los inmortales soldados, después de dos milenios siguen protegiendo a su emperador. Según siempre Sima Qian, el trabajo no está exento de peligros, pues con arreglo a sus palabras: "Se ordenó a los artesanos que fabricaran ballestas y flechas automáticas. Si alguien penetrara violentamente quellas se dispararían automáticamente". Quizás esto unido a las leyendas sobre maldiciones ha evitado la expoliación durante cientos de años.

Los grupos de combate se encuentran apostados en perfecto orden de batalla, conforme a la costumbre de la época repartidos en tres columnas y con su estado mayor. La columna central no apareció completa y algunas figuras habían sido rotas o amontonadas sin cuidado. La hipótesis más aceptada es que la tumba se terminaría de construir después de la muerte de Qin, cuando ya reinaba su hijo, el cual se enfrentó a las revueltas del pueblo. La obra sería cerrada con prisas y sin ser terminada del todo. Cada soldado es diferente al otro, siendo su estatura entre 1,75 y 1,85 metros y en ellos se reprodujeron hasta los detalles más pequeños. El ejército, enterrado a sólo 5 metros de profundidad, parece como si hubiera partido del portal principal que conduce a la tumba imperial, a un kilómetro de distancia.

 


34

Se han realizado excavaciones en más de 600 sitios y se han exhumado más de 50.000 objetos de las fosas de los guerreros de terracota (caballos de bronce, animales y extrañas aves) y de los hoyos que están distribuidos a lo largo y ancho del mausoleo. A 150 metros de la tumba disimulada como un monte, por el lado sudoriental, los arqueólogos localizaron una nueva fosa de 13.700 metros cuadrados más grande incluso que la fosa donde se encuentró el ejército de terracota. Del túnel construido de tierra y madera se extrajeron 80 corazas y 30 cascos de piedra enterrados a siete metros de la superficie. En ninguna parte del mundo se había visto algo semejante. Parecía que Qin había querido construirse un ejército "inmortal" para protegerse por todo la eternidad, pero... ¿Para qué reproducir en piedra y almacenar armaduras y cascos sin sus guerreros correspondientes?. Cada una de las armaduras está confeccionada con más de 700 placas de piedra unidas entre sí por medio de cables de bronce. Miden 80 centímetros y pesan unos 30 kilos. Las placas de la parte superior son de forma redonda mientras que las inferiores son cuadradas. Las circulares tienen perforados unos agujeros en su perímetro para facilitar su unión con el pecho y disponen de un agujero en su centro en donde se incrusta un adorno de jade. Se tratan de armaduras idénticas a las que llevan los guerreros de terracota.


5A 40 metros de la fosa de las armaduras, en un nuevo túnel de tan sólo nueve metros cuadrados, se descubrieron diez personajes más de terracota, de tamaño natural, con vestidos y formas totalmente distintos a los de los guerreros. Tienen desnudos los cuerpos y las piernas y sólo visten una falda corta. Las figuras son de tamaños diversos y posturas variadas. Fueron bautizadas por los arqueólogos como "los actores de las cien acrobacias" Y es que verdaderamente se asemejan a figuras circenses; por ejemplo, la estatua número tres, con el vientre hinchado y el pecho erguido, la mano derecha en alto, parece que salude al público después de realizar su actuación; o la figura número cinco, de dos metros de altura, levanta con las dos manos un tubo, mientras que con el brazo derecho abraza una pértiga, y que tiene un niño a su lado que parece ser quien va a realizar una demostración equilibrista. Las figuras están pintadas de color rojo, con dibujos en forma de rombos y estrellas en los trajes.

 


67

Un hallazgo extraño se produjo en el ejército de terracota. En marzo de 1999, se localizaron y estudiaron guerreros pintados. Los especialistas confirmaron que el rojo, amarillo, verde y azul son colores naturales que en aquel entonces se usaban para la pintura. Pero incomprensiblemente también usaron púrpura sintético, por lo que constituye todo un misterio, pues no existe explicación para saber cómo hace más de 2.000 años y con herramientas rudimentarias se pudo sintetizar el púrpura. Quizá las figuras, las armaduras o los misterios químicos no sean nada comparado con lo que todavía queda por encontrar. Muchas sorpresas esperan todavía a los arqueólogos.
Espero que les haya gustado esta explicación algo resumida de toda esta historia, que se puede extender más, creo que me falta algo... claro, por qué se les llama Terracota? Como todas las explicaciones: Del italiano terra cotta que significa Tierra Cocida , Terracota es la base de los trabajos de cerámica (arcilla), utilizada tanto para las vajillas como para la decoración arquitectónica y realización de esculturas. Se empleaba desde el tercer milenio antes de Cristo.

Bueno, por favor, no olvidemos apoyar estas visitas culturales, hagamos un esfuerzo, no es pequeño y menos que es para vivir esta experiencia, es para enriquecer nuestro pensamiento y nuestro espíritu de Guerreros y protectores de nuestros recuerdos y creencias.

Luis Enrique Castelblanco M

 

 

Edición: Santiago Galindo