NOCHES COMPLETAMENTE ROJAS


Dentro de muchas de las culturas en la antigüedad venían apareciendo leyendas sobre bestias que bebían sangre en las noches. Creían que existían personas maldecidas que, una vez muertos, salían de sus tumbas durante la noche, para alimentarse de sus familiares o cualquier persona que se encontraba despistada. Aunque aparecieron diferentes males para el hombre entre los cuales tenemos la brujería de la peor, en la imagen de sus ritos se combinan espectacularmente los daños o bilongos, con la manipulación de cadáveres y sus partes para preparar los más terribles menjurjes y filtros maléficos. Se hacen frecuentes las referencias al vampirismo e incluso a la necrofagia. Especial mitificación se ha realizado con el Vodú y figuras como, el zombi convertido en esclavo por un sacerdote vuduista.

El pueblo de Egipto le temía a un pájaro al cual llamaban el "bebedor de sangre", porque ellos consideraban que esta criatura reencarnaba en una persona que era injustamente torturada y al morir adquiría la forma de pájaro y atacaba durante las noches a los hijos de sus enemigos. Generalmente los mitos son manipulados para desviar el pensamiento y el sentimiento y propician la fanatización y el miedo dentro de los demás individuos. El vampirismo como tal hace parte de estos seres míticos que están ligados con el universal poder de la sangre como esencia renovadora de la vida. El vampiro más famoso del mundo dentro de la literatura, aparece en Rumania. Los vampiros eran conocidos como Strigoi, los cuales se dividían en 2 tipos, los Vii y los Mort, los Vii eran brujas y hechiceros que eran capaces de separar sus almas de sus cuerpos para encontrarse con las almas de otros Vii o Mort. Al morir estás brujas y hechiceros, eran llamados Mort y volvían de la muerte para alimentarse de la sangre de los vivos y eran entonces Vampiros.

Los campesinos de esa época explicaban historias acerca de estas criaturas, de sus costumbres, sus poderes y las formas existentes para acabar con ellas. Pero, ¿quién se transforma en vampiro?, pues aquellas personas que morían víctimas de un vampiro, aquellos que fallecen por accidente o asesinados, los que al morir se ven reflejados en un espejo, también los que nacían con cualquier deformidad física o bien nacido con un diente, o aquellos que fueran excomulgados por la iglesia, estaban condenados a ser vampiros y para evitar sus acechos se les dejaban caer puñados de semillas para entretenerlos contando o bien atravesar el cuerpo con estacas para evitar que salieran de la tumba. Claro esta que a las denominadas mujeres vampiros podían volver y tener una vida normal y hasta casarse, pero dejaban a sus esposos exhaustos, (o sea que no todo es tan malo), Incluso los perros, los gatos o demás animales podían convertirse en vampiros.

En países como Hungría, Moravia, Silesia y Polonia. Cuentan sus gentes, que han visto a los muertos, que llevaban varios meses enterrados, volver, hablar, caminar e infestar pueblos enteros, maltratando a los hombres y animales, chupando la sangre de los inocentes, llevándolos incluso a la muerte. De esta desgracia nadie se salva, porque es imposible evitar las visitas de tales enemigos. El remedio parece ser desenterrar a estos muertos, cortarles la cabeza, arrancarles el corazón o quemarlos.

Aunque a veces no nos damos cuenta y las sanguijuelas que tenemos alrededor son peor. Voltairé un pensador francés llegó a escribir: "... No se oye hablar más que de vampiros entre 1730 y 1735; se les descubre en todas partes, se les tiende emboscadas, se les arranca el corazón, se les quema...". Al considerar que se estaban dando muerte a centenares de incautos, cuando los verdaderos vampiros eran los poderosos que chupaban la sangre de los más débiles o los religiosos que abusan de la ignorancia del pueblo.

Para algunas personas la sangre atrae, para otras la rechazan y repugna. Para los cristianos, la sangre que fluye de las llagas de Cristo y que se recoge en el grial es el brebaje de la inmortalidad. Seguramente sin proponérselo, la religión incentiva el vampirismo. Para la Biblia la sangre evoca la muerte pero también es la vida. con esto no quiero decir que los creyentes sean vampiros solamente es descifrar partes de oraciones o frases que tienen algunos sectores y que a veces sin sentirlo las ploriferamos. las mujeres son básicamente envestidas con esto ya que Algunos pueblos en sus mitos asocian el flujo de sangre vaginal con el castigo por alguna falta cometida, con la mordedura de una serpiente o con que la luna, asociada siempre a la mujer, al perforarla, produce una hemorragia periódica. Otros mitos se refieren a que la embarazada, al llevar dentro de sí sangre que se acumula, es tan impura como la que menstrúa.

Bueno no se cuanto mas pueda crearse pero hay mucha tela que cortar por eso seguiremos entrando en el mundo vampiresco descubriendo otras cosas y encontrando nuevas historias.

Continuara…..

GRACIAS..

Fernando "ZEUS".